Morfología del olivo. Oleo Elvira

 

Estos sacos embrionarios se hallan preparados para ser fecundados cuando los pétalos se abran, es decir, en el momento de la antesis.

En algunos óvulos puede ocurrir que el desarrollo de los sacos no sea absoluto, debido a un error en la meiosis, pero esto no suele dar lugar a una reducción de la producción en temporadas normales de cultivo.

Florecen entre los meses de mayo y agosto, con una temperatura aproximada de 15ºC, que hará que los capullos aparezcan cerrados.

Las flores del olivo, sólo se abrirán cuando la temperatura media ambiental sea superior a 18ºC.

• LA HOJA •

La forma de la hoja tiene mucho que ver con el entorno en el que se desarrolla el olivo.

El olivo es un árbol perennifolio. Las hojas del olivo suelen permanecer en el árbol de 2 a 3 años, pero éste periodo puede ser variable. Éstas son de composición elíptica o lanceolada y con bordes completos.

El haz suele ser de color verde oscuro, con el envés cubierto por escamas blancas y uno tonalidad entre blanca y plateada. El limbo presenta una longitud de 3 a 9 cm., mientras que su ancho oscila entre 1 y 1,8 cm. 

Tiene la nervadura del centro bastante marcada, pero los nervios secundarios son poco aparentes.


• LA RAÍZ •

En la forma de la raíz influyen tanto las condiciones del suelo como la manera en que se haya originado el árbol. Cuando el olivo proviene de una semilla, surge en sus inicios una raíz que impera sobre las otras, por lo que apenas nacen raíces laterales de importancia.

Otro caso es el de los olivos formados por propagación vegetativa, a través del enraizamiento de estaquillas, método en el cual se producen muchas raíces que actúan como si fueran las principales. Los árboles de vivero suelen producirse así.

También se pueden diferenciar las raíces según su juventud o madurez, siendo de color blanco las jóvenes, cubiertas por multitud de pelos y con una capacidad mayor de absorción de agua y nutrientes. En las jóvenes suele haber mayor sensibilidad a la propagación de infecciones debidas a hongos o nemafodos.

Por otra parte las más adultas son raíces de tonalidad marrón, consecuencia de la suberización de los tejidos, es decir, la impregnación de la pared celular con una sustancia orgánica denominada suberina.

• LA FLOR •

Las flores del olivo son de pequeño tamaño y de simetría constante. El cáliz es de un tono blanco y verdoso y presenta un total de cuatro sépalos. 


Por otra parte, la corola tiene cuatro pétalos, que se distribuyen formando una cruz blanca, en ocasiones con matices amarillentos. En la corola hay también dos estambres, que a su vez poseen una antera bastante grande, en la que el polen, además de un filamento de corta longitud. Respecto al pistilo, contiene un ovario que se desarrolla sobre el cáliz (súpero) y un estigma papiloso y bilobulado.

El desarrollo del polen se produce a lo largo de las seis semanas que preceden a la fase de floración. Desde entonces se producirá en cualquier momento la liberación del polen, que durará unos cinco días.

En los óvulos, y después de la meiosis (proceso en el que tiene lugar la división de una célula en cuatro células sexuales), surgen unos sacos embrionarios.

El Exocarpo, que es la capa exterior de la aceituna, está formado por la Epidermis y su Cutícula.

Las aceitunas suelen ser de color negro cuando están maduras, pero existen variedades que presentan tonalidades rojizas o violetas.


En ocasiones la cosecha se efectúa cuando todavía se encuentran verdes.

La maduración total se produce entre Noviembre y Enero.


Como muestra de aceitunas de tamaño pequeño podemos citar a variedades como:

- Koroneiki (Grecia).

- Arbequina (España).


Entre las de gran calibre destaca:

  1. -La Gordal.

• EL FRUTO •

La aceituna suele ser de tamaño pequeño (aunque en algunas variedades puede pesar hasta 10 grs.) y de configuración globosa, esférica u ovoide. La aceituna es una drupa, un fruto carnoso similar en su constitución a la ciruela, el melocotón o la almendra.

Su longitud oscila entre 1 y 4 cm.

Su diámetro entre 0,6 y 2 cm.


Su estructura está formada por tres tejidos:

El Endocarpo (que es el hueso de la aceituna).

El Mesocarpo (que es la pulpa).

El Exocarpo (que es la piel).


Todos estos tejidos forman el Pericarpo.

El hueso comienza su crecimiento en la fecundación, mientras que la parte carnoso (el Mesocarpo) que también empieza a crecer en la misma fase, continua aumentando hasta la maduración, hecho que no ocurre con el Endocarpo, cuyo crecimiento ya se paraliza a los dos meses.